Pascua, Siete Aguas 2015

Hola a todos, amigos en la fe. Familia Verbum Dei.

Mi nombre es Paloma, pertenezco a la Parroquia Nuestra Señora de América de Madrid. Y os quiero compartir como ha sido mi Pascua.

Cuando he dicho familia, es así como me siento, en ese poblado mágico, que es Siete Aguas, familia llena de alegría, caras sonrientes y con unas ganas enormes de compartir lo más grande que nos une, nuestro amor al Resucitado, nuestro amor a Dios.
Os voy a comentar, brevemente, como he vivido ésta Pascua.
Voy acompañada de mi marido, para tener unos días apartados del mundanal ruido, de nuestros quehaceres domésticos, para encontrarnos de una manera especial con Jesús. Pero sin grandes pretensiones, solo dejándome empapar de ese ambiente que poco a poco va embriagando mis sentidos.
Son unos días muy intensos, se nota que hay mucho, pero que mucho trabajo, entrega y servicio, de unos hermanos que sólo quieren, a través de la música, de los testimonios, charlas, fotografías, internet, pautas, celebraciones de la Santa Misa, que entremos poco a poco en el misterio de la Resurrección, todo rodeado de ese ambiente que no se puede explicar, en el que el Espíritu Santo va haciendo su función.

El Jueves Santo, después de la charla de acogida, Magdalena nos introduce el lema que nos va acompañar hasta el final "ME AMO HASTA LA RESURRECCION”, pensé, pinta muy bien. Nos invita a coger nuestra Cruz, y a vivir nuestra propia Pascua, a continuación la celebración de la Eucaristía con el lavatorio de pies, con sus doce apóstoles incluidos, terminando con la oración de Getsemaní. Me quedé con la boca abierta, la Iglesia se convirtió en el Monte de los Olivos, con ramas de olivo por todas partes, y un foco que alumbraba a Jesús orando. Que momento más especial y que llena me fui a dormir.

El Viernes Santo, empezamos con Laudes, seguimos con varios testimonios a cual más profundo, " todos estamos llamados a ser felices" nos comentaba Alfonso. Pilar nos decía: "La Pascua se trata de ir caminando a dar un paso interior en nuestras vidas". Tuvimos momentos para la oración, pautas, reflexiones, momentos para compartir, en los cuales abres el corazón a personas que casi no conoces y te van llevando a una paz interior y a una alegría que contagia. Por la tarde el Vía Crucis, te pones en marcha por el poblado, en cada estación un testimonio, los sentimientos afloran, vas rezando, pensando en muchas personas y dando gracias. Nos cruzamos con los peques, con su Vía Crucis chiquitito y su cruz pequeñita, y pienso que importante es desde la infancia aprender a llevar las cruces.

Sábado Santo, "Misericordia", empezamos con una oración, compartida con los niños, ¡qué grandes son los niños!, no me extraña que Jesús dijera "dejad que los niños se acerquen a mi " (Lucas 18-16).
"Niégate a uno mismo" quita de ti lo que te impide seguir a Jesús, nos decía María. Dios nos ama por lo que somos, aunque no lo merezcamos, nos decía M. José.
Y escuchando a unos y a otros, me iban llevando al examen de conciencia y al sacramento del perdón. Qué privilegiada me encuentro, el Señor me perdona, siento el abrazo del Padre. Después del rezo del Rosario, en los que todos participábamos, nos preparamos para la gran Vigilia Pascual, fue un momento muy especial, la hoguera, a oscuras, todos con nuestras velas encendidas en el templo, con esos cantos maravillosos, que nos acompañaron desde el inicio al final, cada uno con su luz, con sus intenciones, con sus cruces y sus alegrías para ponerlas en el Altar. Fue una celebración de alegría, cánticos, risas, emoción, todos como Iglesia que somos, celebrando que tenemos un Dios vivo, un Dios que camina a nuestro lado. Fueron unos momentos especiales, una celebración de la Palabra entrañable con la participación de los niños, jóvenes y adultos. Finalmente y en ambiente festivo, compartimos momentos de risas, bailes, actuaciones de niños y mayores.

Domingo de RESURRECCION, el Vía Lucís, con hermanos dando su testimonio de como la fe, les ha cambiado su manera de vivir, de trabajar, de sentir. Para terminar, la Misa de RESURRECCION en los que todos con una sonrisa y también alguna lágrima, nos llevamos unos momentos inolvidables.

Pero lo difícil llega ahora, cuando estás en tu casa, en tu día a día y tienes que vivir con tus problemas, pero lo hago de manera diferente, porque sé que el Señor está dentro de mí y poco a poco, en medio de la oración, me doy cuenta, como dice el Salmo 39, "Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad".

Pascua, Siete Aguas 2015

La realidad esta llena de Dios

Ejercicios de jóvenes universitarios de Mallorca y Barcelona en Siete Aguas

Del 1 al 4 de enero nos reunimos en Siete Aguas un grupo de 12 personas para empezar el año en contacto con la naturaleza, con nosotros mismos y con Dios, tratando de descubrir que la realidad esta llena de su presencia, que cuanto más nos adentramos en la realidad más silencio necesitamos y más profundo el encuentro. Como todo lo que es vivo y fluye es muy difícil de transmitir en palabras, solo tenemos la posibilidad de balbucear unas palabras, pero suenan tan a auténtico que se convierten en una fuente de amor que surge desde nuestro interior, la única que es capaz de apagar la sed que íbamos descubriendo cuanto más nos adentrábamos en desierto y podíamos descubrir que toda vida humana está marcada como un disco de vinilo pero que se convierte en melodía cuando éste es surcado por la aguja de un tocadiscos. Así nosotros y la realidad cuando dejamos que Dios sondee y acaricie nuestra vida. Solo entonces podemos dar amor de calidad a nuestro mundo que también sufre la sed y la carencia del amor. Solo nos queda agradecer al Señor todo lo que hemos podido vivir estos días.

"Un niño los guiará"

"Un niño los guiará", éste ha sido el lema de los ejercicios espirituales para jóvenes que tuvieron lugar del 26 al 30 de diciembre 2014 en Siete Aguas. Algo muy bueno fue que salió de ellos mismos pedir estos ejercicios a los misioner@s.
Dejemos que sean algunos de ellos mismos que nos cuenten como fue la experiencia...

Testimonio de Lourdes Giraldo Rodriguez, 19 años.

A veces en la vida no te esperas nada, y te encuentras con 'barreras del sonido' que te frenan. Pero si te atreves, si te fias, te pueden sorprender. La idea de hacer unos ejercicios en silencio me llamó la atención desde el principio. Estos dias me han sorprendido. Me he dado cuenta de que lo que yo buscaba y esperaba de Dios era otra cosa, como si me complicara demasaido la vida. Pero no, Dios es más simple, esta en cada gesto, en cada palabra, en cada sonrisa, en los demás. Lo único que tenia que hacer era pararme a escucharle. Ha sido una experiencia preciosa que espero poder repetir pronto. Podria decir que de este retiro me llevo a Dios más cerquita de mi, de mi camino.

Testimonio de Francisco Javier Millán Negro (Xisco), 26 años.

El Retiro ha sido para mi una oportunidad de Navidad, de nacer de nuevo. Las fechas son ideales para recoger el año, hacer introspección, echar la vista atrás y valorar lo bueno, analizar lo malo y poder mirarlo desde los ojos de Dios. También es una buena oportunidad de pausarte, de tomar aire y de pensar en el futuro. El año que entra está lleno de oportunidades, y se nos invita a afrontarlo con ilusión, esperanza y confianza en Él. "Dios da calidad y garantía a nuestros proyectos". Por último para mí el Retiro ha sido el mejor regalo de la Navidad. Por los encuentros con amigos y viejos amigos, pero sobre todo por el re encuentro íntimo con Dios, para retomar una amistad pura y que alegra el corazón.

Retiro de Adviento - Siete Aguas

Retiro de Adviento 5-8 Diciembre 2014
Siete Aguas (Valencia)

Dios sale a nuestro encuentro

El fin de semana pasado disfrutamos de un retiro de Adviento para prepararnos para la llegada de la Navidad. Todos los que participamos coincidimos que después de esta experiencia íbamos a vivir la Navidad dándole un sentido diferente.

En el retiro nos acompañaron P. Ze Paulo Pedrosa y María José Valls, que nos hicieron descubrir como Dios lo tenía todo pensando. Comenzando con una gran acogida por el abrazo de Dios Padre, a través de la parábola de Hijo Pródigo, que nos enseña que para eso ha venido Dios al mundo para que le conozcamos y nos sintamos como hijos. Orando con las promesas conocemos como Dios ha preparado su plan, porque quiere liberarnos de todo lo que nos hace sufrir y por ello se hace Hombre, para mostrar su amor. Jesús ama al Padre y hace su voluntad y la forma de hacerlo es amando a los demás. Y nos muestra que nosotros también podemos ser como Él. Cuanto más amor hay en nuestra vida, más hay de Dios en ella. Y siempre contando con María porque en su mirada nos encontramos con el Señor.

 


Estos son algunos de los comentarios compartidos al terminar el retiro:

Conocí hace muy poco al Señor y me ha devuelto la vida, ahora hasta me preocupo por los demás, este encuentro me confirma muchas cosas.
He cambiado el concepto de orar, lo que hacían eran unos monólogos que no me ayudaban, estos días me he acercado un poco más.
Me voy sorprendida, a pesar de haber vivido muchas catequesis y convivencias. He visto lo inmensa que es la Biblia y he descubierto el silencio. Una experiencia muy bonita.
Ha sido un regalazo, hemos tenido 2 buenos instrumentos para lo que Dios ha querido. Me quedo con la contemplación ignaciana para los ratos delante del Santísimo.
Venía con mucho ruido de madre y he visto a María conmigo en la cocina como una madre más. Estoy feliz, me veo distinta.
Estoy feliz y contenta, tengo mucha paz. He vuelto a sentir la llama dentro. Y me he encontrado con María que la tengo de referente para llevarla como compañera.
Tener relaciones limpias humildes fraternas teniendo en cuenta que al que tengo delante es al Hijo de Dios. Me voy con ganas de encontrarme con mi vida.
Me ha hecho un regalo que nunca me había pasado, me ha sacado de mi mismo y he orado por vosotros.
Gracias por pequeños gestos que me han llenado. Paseos silenciosos, el abrazo de Paz en la iglesia, escucharos dar gracias.
Que bien estoy contemplando al Señor. Lo mejor que he conocido en mi vida es el Verbum Dei.
Estar a la escucha, escuchara Dios.

 

Retiro de Adviento

 

II. Encuentro FaMVD Valencia

II Encuentro de la FamVD de Valencia: Seré tu relevo.

 

 

El fin de semana del 26 al 28 de septiembre celebramos en Siete Aguas el II Encuentro de la FamVD de Valencia.

Seré tu relevo, teniendo la sincronización con el Padre, esa mirada cómplice, ese gesto para ser relevo de Jesús en el mundo. Así comenzamos el encuentro que daría por iniciado el curso nuevo 2014 - 2015 y para ello primero recordamos todo lo vivido en el curso anterior. Nos dimos cuenta de lo mucho que hicimos juntos como familia: Eucaristías, Charlas, Días de Familia, un Mercadillo, obras en el local de Valencia, Pascua, Ejercicios, Renovación de votos, 50 aniversario de las primeras misioneras, Misión en Filipinas ...

 

 

Durante el encuentro elegimos el lema "Fijos los ojos en Jesús" Heb 12,2, que será nuestra actitud para todo lo que realicemos con FamVD de Valencia durante este nuevo curso.

Pudimos escuchar 2 charlas sobre espiritualidad impartidas por Marisa Canduela y Anita Moranta:


"... Lo importante no es hacer mucho sino desde dónde lo hacemos ... ¿Cómo puedes amar a Dios el que no ves si no amas a tu hermano el que ves? ... Aceptar esa vida espiritual es decir sí a ese Espíritu de Dios que llevo dentro ... Dios sale de sí para entrar en mi ... Desde el Espíritu puedes dar sin calcular que quieres recibir."


"...A la espiritualidad Verbum Dei hay que darle un rostro y ese es el rostro de nuestro fundador... Jaime decía que las relaciones no son normas sino personas vivas Padre, Hijo y Espíritu Santo... El trato con Dios es lo que aviva nuestra fe, hay que permanecer en su amor."

 

 

II. Encuentro FamVD Valencia