Final de Curso - Siete Aguas

Muy querida familia,

hoy día 21 de Junio nos hemos reunidos en Siete Aguas para el Encuentro de Final de Curso de la FaMVD de Valencia. Nos ha hecho un día espléndido para recibir con alegría el verano.

Hemos comenzado haciendo una acción de gracias por todo lo que hemos vivido este curso. Marisa Canduela nos ha invitado a mirar el curso desde la otra orilla, desde la orilla de la fe, como Jesús en la tormenta.

Alfonso Salvador y Javier Canut han hecho un balance de las principales actividades de este curso que finalizamos, este balance lo hemos revisado y nos ha servido para sentar las bases del curso que viene.

Para finalizar el día hemos celebrado una Eucaristía.

La FaMVD de Valencia os desea un feliz verano lleno de muchos momentos inolvidables.

Pentecostés Siete Aguas 2015

Querida Familia Verbum Dei,

os mandamos un saludo de todo corazón desde el Centro Misionero de Siete Aguas, donde hemos podido vivir una vigilia y una mañana de Pentecostés preciosos. Hemos sido un grupo de alrededor de 50 personas y este año han preparado el encuentro los matrimonios misioneros, en particular Concha y Alfonso.

Este fin de semana hemos estado compartiendo, y nos hemos sentido como hermanos e hijos de Dios que descubren la gran importancia que tiene NUESTRO CARISMA: LA ORACION, NUESTRO ENCUENTRO CON DIOS COMO EXPERIENCIA PERSONAL y EL EVANGELIO COMO FUENTE DE GOZO y lugar donde Dios quiere continuar derramando también en el año 2015 su Espíritu Santo.

La lectura de Hch 2,1-12 nos ha hecho profundizar sobre el gran don que nos quiere hacer nuestro Padre Dios.
Tras la oración realizamos una actividad individual donde cada uno escribió y se deshizo de aquellas debilidades que ocupan nuestro corazón para poder hacer espacio al Espíritu Santo y recibirle a Él con sus 7 dones. La experiencia de abrirse también hoy al Espíritu Santo es tan renovadora que te llena de esperanza para lo nuevo y para lo bueno por venir.

Después de la misa de la Vigila nos hemos tomado un tiempo para contemplar en silencio los 7 dones que nos quiere regalar el Espíritu Santo;

1. LA SABIDURÍA: PARA SABER quién ES DIOS
2. EL ENTENDIMIENTO: PARA ENTENDER Y DIFERENCIAR.
3. LA CIENCIA: CONTEMPLAR LO QUE DIOS HACE Y SUS MARAVILLAS
4. EL CONSEJO: ENTENDER LO QUE DIOS QUIERE DE NOSOTROS
5. LA FORTALEZA: DIOS NOS AYUDA, NOS DA LA FUERZA Y PERSEVERANCIA PARA SER FIELES A SU PROYECTO DE AMOR
6. LA PIEDAD: EL ESPIRITU RENUEVA NUESTRA RELACION CON DIOS Y NOS HACE VER A LOS DEMÁS COMO HERMANOS.
7. TEMOR DE DIOS: NOS HACE VALORAR LA GRANDEZA DEL AMOR DE DIOS Y EL TEMOR A PERDERLO.

SEÑOR... ENSEÑAME A ORAR, ENSEÑAME A SENTARME CONTIGO, PARA CONOCERTE MÁS, PARA SABERTE VER, PARA SABERTE ESCUCHAR, ¿QUÉ ES LO QUE TÚ QUIERES DE MI VIDA?

El Domingo en la mañana Iván nos ha hablado de que no podemos transmitir con fuerza lo que no sentimos de cerca. Si no nos acercamos cada día nuevamente al Señor, no podemos pretender vivir enamorados de Él. ¡SEÑOR HAZ QUE TE VEA!

Nuestra jornada con el Espíritu Santo terminó con una misa celebrada por el P. Thomas.

Hemos abierto nuestros corazones… y ahora estamos más llenos de VIDA, ALEGRIA Y CON NUESTRA “FE “MAS FIRME. ESTAMOS LISTOS PARA DECIR: SEÑOR SÍ... CUENTA CONMIGO.

Experiencia de Oración

Llegamos a Siete Aguas buscando al Señor, deseando pasar muchos ratos a solas con Él, y mira por dónde, que el Señor ya nos esperaba.
Con la ayuda de mamá María, de la mano de Magdalena y Pilar hemos aprendido diferentes formas de dialogar con Dios Padre. Paso a paso con la Palabra, ésta hecha silencio y el silencio presencia, nos encontramos cara a cara con El Señor, en un acto de amor en el que sobraban las palabras. Nos hubiéramos quedado toda la noche frente al Sagrario!
Ha sido una experiencia que nos ha hecho madurar en nuestra fe y desear que la oración transforme nuestras vidas.
Hemos encontrado la fuente de donde beber y ahora hay que compartirlo con quién todavía no lo sabe.

Gracias Señor!!

Pascua, Siete Aguas 2015

Hola a todos, amigos en la fe. Familia Verbum Dei.

Mi nombre es Paloma, pertenezco a la Parroquia Nuestra Señora de América de Madrid. Y os quiero compartir como ha sido mi Pascua.

Cuando he dicho familia, es así como me siento, en ese poblado mágico, que es Siete Aguas, familia llena de alegría, caras sonrientes y con unas ganas enormes de compartir lo más grande que nos une, nuestro amor al Resucitado, nuestro amor a Dios.
Os voy a comentar, brevemente, como he vivido ésta Pascua.
Voy acompañada de mi marido, para tener unos días apartados del mundanal ruido, de nuestros quehaceres domésticos, para encontrarnos de una manera especial con Jesús. Pero sin grandes pretensiones, solo dejándome empapar de ese ambiente que poco a poco va embriagando mis sentidos.
Son unos días muy intensos, se nota que hay mucho, pero que mucho trabajo, entrega y servicio, de unos hermanos que sólo quieren, a través de la música, de los testimonios, charlas, fotografías, internet, pautas, celebraciones de la Santa Misa, que entremos poco a poco en el misterio de la Resurrección, todo rodeado de ese ambiente que no se puede explicar, en el que el Espíritu Santo va haciendo su función.

El Jueves Santo, después de la charla de acogida, Magdalena nos introduce el lema que nos va acompañar hasta el final "ME AMO HASTA LA RESURRECCION”, pensé, pinta muy bien. Nos invita a coger nuestra Cruz, y a vivir nuestra propia Pascua, a continuación la celebración de la Eucaristía con el lavatorio de pies, con sus doce apóstoles incluidos, terminando con la oración de Getsemaní. Me quedé con la boca abierta, la Iglesia se convirtió en el Monte de los Olivos, con ramas de olivo por todas partes, y un foco que alumbraba a Jesús orando. Que momento más especial y que llena me fui a dormir.

El Viernes Santo, empezamos con Laudes, seguimos con varios testimonios a cual más profundo, " todos estamos llamados a ser felices" nos comentaba Alfonso. Pilar nos decía: "La Pascua se trata de ir caminando a dar un paso interior en nuestras vidas". Tuvimos momentos para la oración, pautas, reflexiones, momentos para compartir, en los cuales abres el corazón a personas que casi no conoces y te van llevando a una paz interior y a una alegría que contagia. Por la tarde el Vía Crucis, te pones en marcha por el poblado, en cada estación un testimonio, los sentimientos afloran, vas rezando, pensando en muchas personas y dando gracias. Nos cruzamos con los peques, con su Vía Crucis chiquitito y su cruz pequeñita, y pienso que importante es desde la infancia aprender a llevar las cruces.

Sábado Santo, "Misericordia", empezamos con una oración, compartida con los niños, ¡qué grandes son los niños!, no me extraña que Jesús dijera "dejad que los niños se acerquen a mi " (Lucas 18-16).
"Niégate a uno mismo" quita de ti lo que te impide seguir a Jesús, nos decía María. Dios nos ama por lo que somos, aunque no lo merezcamos, nos decía M. José.
Y escuchando a unos y a otros, me iban llevando al examen de conciencia y al sacramento del perdón. Qué privilegiada me encuentro, el Señor me perdona, siento el abrazo del Padre. Después del rezo del Rosario, en los que todos participábamos, nos preparamos para la gran Vigilia Pascual, fue un momento muy especial, la hoguera, a oscuras, todos con nuestras velas encendidas en el templo, con esos cantos maravillosos, que nos acompañaron desde el inicio al final, cada uno con su luz, con sus intenciones, con sus cruces y sus alegrías para ponerlas en el Altar. Fue una celebración de alegría, cánticos, risas, emoción, todos como Iglesia que somos, celebrando que tenemos un Dios vivo, un Dios que camina a nuestro lado. Fueron unos momentos especiales, una celebración de la Palabra entrañable con la participación de los niños, jóvenes y adultos. Finalmente y en ambiente festivo, compartimos momentos de risas, bailes, actuaciones de niños y mayores.

Domingo de RESURRECCION, el Vía Lucís, con hermanos dando su testimonio de como la fe, les ha cambiado su manera de vivir, de trabajar, de sentir. Para terminar, la Misa de RESURRECCION en los que todos con una sonrisa y también alguna lágrima, nos llevamos unos momentos inolvidables.

Pero lo difícil llega ahora, cuando estás en tu casa, en tu día a día y tienes que vivir con tus problemas, pero lo hago de manera diferente, porque sé que el Señor está dentro de mí y poco a poco, en medio de la oración, me doy cuenta, como dice el Salmo 39, "Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad".

Pascua, Siete Aguas 2015

La realidad esta llena de Dios

Ejercicios de jóvenes universitarios de Mallorca y Barcelona en Siete Aguas

Del 1 al 4 de enero nos reunimos en Siete Aguas un grupo de 12 personas para empezar el año en contacto con la naturaleza, con nosotros mismos y con Dios, tratando de descubrir que la realidad esta llena de su presencia, que cuanto más nos adentramos en la realidad más silencio necesitamos y más profundo el encuentro. Como todo lo que es vivo y fluye es muy difícil de transmitir en palabras, solo tenemos la posibilidad de balbucear unas palabras, pero suenan tan a auténtico que se convierten en una fuente de amor que surge desde nuestro interior, la única que es capaz de apagar la sed que íbamos descubriendo cuanto más nos adentrábamos en desierto y podíamos descubrir que toda vida humana está marcada como un disco de vinilo pero que se convierte en melodía cuando éste es surcado por la aguja de un tocadiscos. Así nosotros y la realidad cuando dejamos que Dios sondee y acaricie nuestra vida. Solo entonces podemos dar amor de calidad a nuestro mundo que también sufre la sed y la carencia del amor. Solo nos queda agradecer al Señor todo lo que hemos podido vivir estos días.