"La llevaré al desierto y le hablaré al corazón"

la llevare al desierto y le hablare al corazon 1

Motivados y guiados por el Espíritu que dinamiza y perseverando en nuestra tarea de intentar darle continuidad al temario, se realizó un día de retiro, esta vez en la casa de Badajoz, en el cual las pautas se situaban en la parte de Conversión y concretamente en “Custodia de Amor” y “Ruptura, no al Amor y pecado”, muy acorde con el tiempo litúrgico de Cuaresma.

Se trataron temas sobre la Inconsciencia y cómo escuchar a la Voz interior, que para ello hay que darle espacios. El lema fue Oseas 2,16: "La llevaré al desierto y le hablaré al corazón". Vimos la importancia no sólo de la oración, sino de la voluntad como posibilidad de cambio. Reflexionamos qué es lo que realmente falla, la invisibilidad de nuestras grietas internas (Jr 2,13) y detectamos que el pecado es la "no consciencia" del proyecto de Dios sobre nuestras vidas. Ir en "reserva", hacer limpiezas "a medias" que me impiden verme a mí y al otro tal y como es.

la llevare al desierto y le hablare al corazon 2

De todo ello reflexionamos a través de la oración individual y continuamos la tarde marcando el acento en las tentaciones y los sutiles que a veces pueden ser, sobre todo con aquellos que nos consideramos más cercanos (Rm 7,14-15, Mt 7,22-23). De ahí la importancia de hacer seguimiento continuo de oración para poder sembrar en nosotros y en nuestro entorno "Vida Eterna" si nos alimentamos realmente del Espíritu que da Vida (Jn 15,5).

Culminamos al día siguiente con la Escuela de Apóstoles reflexionando lo compartido en el retiro del día anterior y continuando con la formación mensual que realizamos durante todo el curso.